Noticias sobre diversidad, equidad e inclusión en las organizaciones

“Hablar de menopausia en espacios de trabajo es la nueva lactancia o la nueva maternidad”

Miriam De Paoli es fundadora de No Pausa, una organización latinoamericana que promueve el diálogo abierto e intergeneracional sobre la menopausia. En esta entrevista nos cuenta sobre su experiencia en el acompañamiento a colaboradoras que rompen con el gran tabú femenino en sus espacios de trabajo y cómo las empresas comienzan a incorporar en sus agendas este tema.

Según las estadísticas, 8 de cada 10 mujeres en la etapa de climaterio son trabajadoras activas, por lo que abordar el tema de la menopausia en los espacios de trabajo es cada vez más frecuente en las empresas. En países como Estados Unidos, España o Francia el tema ya está instalado, y en la región comienza a ganar terreno en la agenda de diversidad, equidad e inclusión de las compañías.

Para conocer sobre el abordaje que las empresas le brindan al tema, Diversa conversó con Miriam De Paoli, fundadora de No Pausa, una organización que brinda información, acompañamiento y herramientas a quienes atraviesan esta etapa al mismo tiempo que genera data, insights y desarrolla soluciones para el sector público y privado.

¿Cómo surge la idea de trabajar temas de menopausia con empresas? ¿Cómo describirías la experiencia de No Pausa hasta este momento?

La idea de abordar el tema de la menopausia en las empresas es una tendencia que ya se está dando en muchos países del Norte global como Reino Unido, Estados Unidos, Holanda, España y Francia, entre otros. La razón es tan clara como simple: 8 de cada 10 mujeres en la etapa del climaterio en ese momento están activas en sus espacios de trabajo.

Hablar de menopausia en espacios de trabajo es, como nos gusta decir, la nueva lactancia, la nueva maternidad. Para nosotras no se trata de una limitación ni de un problema, pero es una nueva etapa que requiere algunos ajustes. Se trata del bienestar y de la salud de las colaboradoras que los espacios de trabajo tienen que empezar a colocar en su agenda.

Ya brindamos capacitaciones en más de veinte empresas en América del Sur y hasta tuvimos la experiencia de brindar capacitaciones a una empresa de Holanda. El saldo para No Pausa es extremadamente positivo, pero nos damos cuenta que aún no hay una maduración en el mercado para hablar de esta temática en cualquier dimensión de empresa. La mayoría de las empresas para las cuales nosotros hemos brindado el servicio de menopausia en lugar de trabajo son sucursales de multinacionales, es decir, ya tienen y empiezan a tocar la vertical menopausia para el cuidado de sus colaboradoras afuera de Argentina y afuera de América Latina.

¿Qué es el sello Empresa Libre de Tabú?

El sello Empresa Libre de Tabú es un sello donde No Pausa certifica que esa empresa ha hecho en los tres pilares lo posible para incluir el tema menopausia en lugar de trabajo: en sus políticas de recursos humanos, de well-being, de talento o de people.

Ese sello se le otorga porque hizo la concientización, la educación y el soporte a sus colaboradoras. A partir de esos tres pilares es donde una persona puede sentirse libre de tocar esa temática sin miedo a una represalia, a una broma, a un chiste de mal gusto. Simplemente traer esa temática novedosa al lugar de trabajo y generar un espacio libre para que sea hablado y obviamente brindar soluciones a esa colaboradora.

¿Cómo abordan el tema en ámbitos laborales, concretamente en las actividades que realizan?

Nuestra capacitación Menopausia en el Lugar de Trabajo se apoya en dos patas: concientización y educación. ¿Por qué? Porque todavía se habla tan poco de la menopausia. Todavía es tan tabú que la mayoría de las personas, cuando entran a esta etapa, no tienen información suficiente para que no impacte su calidad de vida. El objetivo primordial es concientizar para que puedan pedir ayuda porque primero necesito saber lo que me está sucediendo para poder entender que necesito buscar una solución.

Nos proponemos hablar de menopausia en las empresas porque estamos hablando de un talento muy específico, que genera muchísimo valor agregado a la empresa y que sería una lástima que esa colaboradora tuviera su calidad de vida impactada por no entender lo que le está sucediendo.

¿Por qué hay que hablar de menopausia en las empresas? ¿En qué sentido una compañía se ve beneficiada por esto?

Las empresas se ven beneficiadas directamente porque el talento 40+ se siente respaldado  en esa etapa de la vida de la mujer. No es lo mismo una colaboradora de 20 años que una de 30 años, de 40 años, de 50 años o una de 60 años. Tenemos que pensar en todas las etapas que pasan nuestros colaboradores y colaboradoras para apoyarlas, generar y beneficios que redunden en un bienestar que permita desarrollar su talento al máximo.

Otros beneficios para colaboradores y colaboradoras son no sólo que las personas se sienten sumamente apoyadas, sino que en muchos casos empiezan a darse cuenta de los cambios que necesita hacer para poder transitar esa etapa sin que impacte su calidad de vida y, por ende, su calidad en el trabajo. Las políticas de menopausia muchas veces llaman y hablan muy de cerca a los colaboradores varones que tienen parejas atravesando esa etapa, madres atravesando esa etapa, personas de su entorno atravesando esa etapa y se interesan activamente en entender lo que sucede también para poder brindar apoyo.

¿Cómo se vincula el hecho de hablar de menopausia en empresas con pensar en poblaciones de mayor edad para el modelo de negocios de una compañía?

Cuando una empresa empieza a pensar en sus colaboradoras más 45 es muy interesante la capilaridad que se empieza a dar en los equipos de innovación de marketing, por ejemplo, atrayendo la mirada a esas poblaciones como parte de su modelo de negocios. Las mujeres que pagan el ticket más alto en las tiendas de fast fashion no son las millennials sino las mujeres de más 45 años. Un estudio que hizo el British Fashion Council detectó que las personas que gastan más de 100 libras de una sola vez en una compra no eran las jóvenes, sino que eran personas de más de 40.

Cuando una empresa empieza a darse cuenta de que esas colaboradoras también necesitan atención en nuevas etapas de la vida con nuevas necesidades y que por ende se precisan nuevas políticas y nuevos beneficios, también se genera un efecto cascada demostrando otras potenciales en unidades de negocio dirigidas a atraer a esa población.

¿Entonces podemos concluir que existe un estrecho vínculo entre la Silver Economy y la menopausia?

El vínculo entre la Silver Economy y la menopausia es bastante lineal porque según la Oxford Economics, lo que conocemos como “economía plateada” es todo el consumo generado por personas más 50. Es decir, todos los consumos de oportunidades generados por personas de más de 50 años y la edad promedio de la menopausia en las mujeres es de 51 años. Nosotras apuntamos a mostrar todas las oportunidades y posibilidades generadas por esa población y que no están siendo vistas por las empresas en general.

¿En qué proyectos están trabajando actualmente? ¿Alguna experiencia que nos quieras contar en relación al 8M?

Con motivo del 8M lanzamos los primeros capítulos del minidocumental Hablemos de Menopausia, que se lanzó el año pasado en Uruguay y que ahora lo vamos a promocionar en Argentina. Es un minidocumental hecho básicamente por testimonios donde las mujeres cuentan cómo fue su entrada en esa etapa, cómo está siendo vivirla, la importancia de la información. Cada experiencia es única y la suma de todas ellas hace que nos sintamos menos solas y más acompañadas.

Related Posts