Noticias sobre diversidad, equidad e inclusión en las organizaciones

Brecha de género en el ámbito laboral es mayor a lo esperado, según el Banco Mundial

A nivel internacional, las mujeres tienen solo dos tercios de los derechos legales de los que gozan los hombres. Además, la escasa aplicación de las leyes sobre igualdad de género agrava las brechas.

El informe “La mujer, la empresa y el derecho 2024” del Grupo Banco Mundial ha revelado que la brecha de género en el ámbito laboral es mucho más amplia de lo que se creía anteriormente a nivel mundial. Al considerar las diferencias legales relacionadas con la violencia y el cuidado infantil, se observa que las mujeres gozan de menos de dos tercios de los derechos que tienen los hombres. Ningún país ofrece igualdad de oportunidades a las mujeres, ni siquiera las economías más desarrolladas.

La última edición del informe ofrece una visión detallada de los obstáculos que enfrentan las mujeres para ingresar al mercado laboral global y contribuir al bienestar de ellas mismas, sus familias y comunidades. Este documento amplía su análisis al incluir dos indicadores adicionales que pueden ser cruciales para ampliar o limitar las opciones de las mujeres: la seguridad contra la violencia y el acceso a los servicios de cuidado infantil. Al tomar en cuenta estas mediciones, se observa que las mujeres están protegidas, en promedio, solo en un 64% de los aspectos legales que protegen a los hombres, una cifra considerablemente inferior al 77% estimado previamente.

La brecha de género se amplifica aún más en la práctica. Por primera vez, el informe evalúa la diferencia entre las reformas legales y los resultados reales para las mujeres en 190 economías, revelando una brecha alarmante en la implementación. A pesar de que las leyes actuales teóricamente garantizan a las mujeres alrededor de dos tercios de los derechos de los hombres, los países han implementado, en promedio, menos del 40% de los sistemas necesarios para su completa aplicación. Por ejemplo, 98 economías han promulgado leyes que exigen que las mujeres reciban igual remuneración por trabajo de igual valor. No obstante, solo 35 de ellas han adoptado medidas de transparencia o mecanismos de cumplimiento para abordar la brecha salarial.

“Las mujeres tienen el poder de dar un fuerte impulso a la tambaleante economía mundial”, afirmó Indermit Gill, economista en jefe y vicepresidente sénior de Economía del Desarrollo del Grupo Banco Mundial. “Sin embargo, en todo el mundo, las leyes y prácticas discriminatorias les impiden trabajar o poner en marcha negocios en igualdad de condiciones con los hombres. Si se cerrara esta brecha, el producto interno bruto mundial podría aumentar más del 20% —es decir, básicamente se duplicaría la tasa de crecimiento mundial en la próxima década—, pero las reformas en esta área se han desacelerado de manera notoria” señaló. Por su parte, Tea Trumbic, autora principal del informe destacó que “hoy en día, apenas la mitad de las mujeres participa en la fuerza laboral mundial, mientras que, en los hombres, la proporción llega casi a tres de cada cuatro”. Y concluyó: “Esto no solo es injusto, sino que constituye un despilfarro. Aumentar la participación económica de las mujeres es clave para amplificar sus voces y configurar las decisiones que las afectan de manera directa. Los países simplemente no pueden darse el lujo de dejar de lado a la mitad de su población”.

Related Posts