Noticias sobre diversidad, equidad e inclusión en las organizaciones

Una campaña de la ONU propone prácticas para erradicar la violencia basada en género

En la previa del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se celebra el 25 de noviembre, la Organización de Naciones Unidas llevó adelante una campaña cuyo origen se remonta a 1991, con el objetivo de poner fin a las violencias.

ONU Mujeres América Latina y el Caribe organizó un taller de prevención contra la violencia basada en género que tuvo lugar el miércoles 15 de noviembre, en el marco de la campaña 16 Días de Activismo, que promueve el compromiso de las empresas para erradicarla y difundir buenas prácticas.

Este tipo de violencia es la más extendida en todo el mundo y se expresa también en el ámbito laboral, obstaculizando su acceso al empleo, contratación, ascenso o permanencia a través de exigencias en requisitos sobre el estado civil, maternidad, edad, apariencia física, realización de test de embarazo, situaciones de acoso y remuneración desigual por tareas del mismo valor con respecto a sus compañeros varones.

La jornada se desarrolló con la intervención de Carla Majdalani, consultora especialista en violencias, y Brenda Bianquet, gerenta de Asuntos Corporativos de L’Oréal.

Al respecto, las profesionales señalaron la legislación que respalda la necesidad de aplicar estrategias que salden esta deuda para con las mujeres: la ley nacional 26.485 que reconoce la violencia de género, incluyendo a las perpetradas por el Estado o por sus agentes, y el Convenio 190 de la OIT, que es la primera norma internacional de violencia y acoso en el ámbito laboral.

Luego, se indicaron posibles herramientas para la acción, puesto que “cuando aparece un caso, los equipos de las empresas no saben bien cómo proceder”. Entre ellas están la formación y prevención, y también las políticas y lineamientos claros sobre tolerancia cero al acoso y al abuso. Es esencial el desarrollo de protocolos para el abordaje integral entre las distintas áreas, la confidencialidad y la no revictimización (por ejemplo, cuando se expone un caso para hacer campaña).

Bianquet presentó el protocolo de la empresa, validado por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y la Consultora en género y diversidad Queridas. Los ejes abarcan la violencia en el ámbito doméstico ―dado que repercute en la seguridad de las empleadas y su rendimiento― y en el ámbito laboral, asesorando y acompañándolas. Para combatir estas situaciones se toman medidas de seguridad, se reordenan los horarios de trabajo, se brindan recursos de ayuda legal, psicológica y financiera y, por último, se otorga la licencia laboral.

En el aspecto legal y psicológico, L’Oréal cuenta con el asesoramiento de la Red de Psicólogas Feministas y Abofem, que incluye un sistema de reintegro de hasta dos consultas; contacto con ONGs y empresas de cobertura médica. Respecto a lo financiero, se otorga, como mínimo, un adelanto de un 50% del sueldo tal como lo estipula la Ley de Contrato de Trabajo.

En cuanto a la licencia, se resolvió dar hasta 15 días corridos por año, renovable por única vez (que no afecta a otras licencias), con el fin de que la persona afectada pueda realizar los trámites administrativos, judiciales, psicológicos o médicos que requiera.

Otras recomendaciones de Bianquet también fueron la transferencia del varón victimario a otra ubicación, o a la víctima, si así lo prefiere. Además mencionó que la  reasignación temporal de funciones, cambiar el número del trabajo y dar instrucciones adecuadas al personal de recepción, estacionamiento y seguridad son parte del proceso.

En el asesoramiento del área de recursos humanos o el equipo que se encargue del tema, es imprescindible la escucha activa: no poner en duda el relato, ayudar a construir red de vínculo, no revictimizar y asegurar confidencialidad.

Finalmente, son elementales las sanciones, que pueden ser advertencia, apercibimiento, suspensión y despido con causa. Son muchas las opciones y mecanismos que proporcionan la protección necesaria para las empleadas en un contexto global en el que la discriminación, violencia por motivos de género y, su mayor expresión, los femicidios, son desenlaces diarios. Es mediante este tipo de campañas y políticas en red que los casos pueden alcanzar un porcentaje menor, y las empresas son parte de ello.

Si estás atravesando una situación de violencia de género recordá que podés llamar a la línea 144 que brinda atención, contención y asesoramiento a mujeres y LGBTI+ las 24 h, los 365 días del año.

Related Posts